Bien ve ni dooooooooooossssssssssssss

Bienvenidos a mi blog a todos aquellos que anhelaron con impaciencia leerme alguna vez, seguir leyéndome si ya lo hicieron antes, ver alguna de las fotos que hago o deshago, alguno de mis dibujos o piruetas mentales (yo les llamaría "derrames"), mis pinturas al óleo, acuarelas, pasteles (uhmmm rico rico) cabroncillos, digo, carboncillos, experimentos digitales, caricaturas retratos o monstruosidades (que las habrá, no digo que no) que salgan de mi perola a través de mis manos, con la ayuda de mis ojos y a pesar de mi capacidad de raciocinio. Y, como dice una de mis numerosas sobrinas, todo esto será... pooooooooco a pooooooooooco jajuja. Por cierto, todas las imágenes y los textos de mi blog son de mi única y absoluta autoría (cuando no lo sea aviso)... y para disfrute de quien sepa apreciarlo :-D

viernes, 26 de agosto de 2016

Desesperación

Sufría ese mal irreparable que lo rompe y destruye todo. Ese tipo de daño que desencaja pieza a pieza el Universo hasta quedar nada. Hasta quedar solamente un grito profundo, que nace y crece en las tripas y que nunca acaba de escapar por la garganta. Ese grito que no es sonoro, que es puro dolor destilado en el alambique del alma, y que le desencajaba las mandíbulas, que le hacía estallar los dientes para hacerse sitio y abrirse camino al exterior. Pero que no salía, se revolvía en el estómago como un alacrán furioso, porque lo que había perdido, lo que había desaparecido, lo que había muerto no tenía resurrección posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario