Bien ve ni dooooooooooossssssssssssss

Bienvenidos a mi blog a todos aquellos que anhelaron con impaciencia leerme alguna vez, seguir leyéndome si ya lo hicieron antes, ver alguna de las fotos que hago o deshago, alguno de mis dibujos o piruetas mentales (yo les llamaría "derrames"), mis pinturas al óleo, acuarelas, pasteles (uhmmm rico rico) cabroncillos, digo, carboncillos, experimentos digitales, caricaturas retratos o monstruosidades (que las habrá, no digo que no) que salgan de mi perola a través de mis manos, con la ayuda de mis ojos y a pesar de mi capacidad de raciocinio. Y, como dice una de mis numerosas sobrinas, todo esto será... pooooooooco a pooooooooooco jajuja. Por cierto, todas las imágenes y los textos de mi blog son de mi única y absoluta autoría (cuando no lo sea aviso)... y para disfrute de quien sepa apreciarlo :-D

sábado, 22 de diciembre de 2012

A la esperanza

Cuando saliste de tu cautiverio,
era yo quien te esperaba.
Me abrí paso entre la bruma y te recogí la maleta.
Estabas temblando. Ni te atrevías a mirarme a los ojos.
Yo ya no recordaba cuándo te perdoné.
Tus labios estaban frios, agrietados.
Te di un beso en la frente y te cubrí los hombros.
Apenas podías andar. Tendrías que acostumbrarte.
Llorabas, aunque tus lágrimas morían
en la lluvia que golpeaba nuestras almas.
No hubo palabras cuando decidiste no acompañarme.
No pudiste soportarlo. Revivirlo.
Yo no quise insistir.
Creo que, en cierta manera, tu decisión me liberó.
Después de tantos años, de tanta oscuridad,
me sentí libre.
Me fui, con tu cuerpo desdibujado
por el aguacero, en la retina.
Y no volví a verte jamás. No me importa.
Ahora veo que en realidad
nunca fuiste más que un sueño.
Y que al fin, puedo bajar los brazos,
doloridos, agarrotados,
y darme por vencido.