Bien ve ni dooooooooooossssssssssssss

Bienvenidos a mi blog a todos aquellos que anhelaron con impaciencia leerme alguna vez, seguir leyéndome si ya lo hicieron antes, ver alguna de las fotos que hago o deshago, alguno de mis dibujos o piruetas mentales (yo les llamaría "derrames"), mis pinturas al óleo, acuarelas, pasteles (uhmmm rico rico) cabroncillos, digo, carboncillos, experimentos digitales, caricaturas retratos o monstruosidades (que las habrá, no digo que no) que salgan de mi perola a través de mis manos, con la ayuda de mis ojos y a pesar de mi capacidad de raciocinio. Y, como dice una de mis numerosas sobrinas, todo esto será... pooooooooco a pooooooooooco jajuja. Por cierto, todas las imágenes y los textos de mi blog son de mi única y absoluta autoría (cuando no lo sea aviso)... y para disfrute de quien sepa apreciarlo :-D

martes, 12 de abril de 2011

Siguen al acecho...

Noooooo, este no es un monográfico de lobosss. Es solo una coincidencia, lo prometo. Una mañana de domingo se le ocurrió a Alicia, mi hija, dibujar una escena de "caza": una muchacha atacada en el bosque por los lobos. Terrible situación. Pero aún lo es más si la chica intenta salir de una grieta en la frágil capa de hielo que cubre el lago. Los lobos se acercan a ella con precaución, desconcertados por la ausencia de olor en la piel de la chica, cubierta de escarcha, pálida como los labios de un cadáver, el cuerpo humeante, rodeado de vapor caliente que huye presuroso hacia el cielo más gris que pueda imaginarse. Y sin embargo, una atmósfera especial envuelve la escena. Una serie de preguntas resbalan sobre la nieve embarrada por las pezuñas. La actitud de los lobos ¿es de amenaza? No me parece eso. Da la impresión de que se acercan a ella curiosos, pero no hambrientos, expectantes, esperando quizás un gesto de la joven, una orden. Quizás no sean ellos el final de la vida para ella, sino la continuación. ¿La ayudarán cuidadosamente con sus potentes mandíbulas a salir del agua. Formarán un mágico y misterioso círculo a su alrededor para intentar reactivar la circulación de su sangre y recuperar el rubor de sus mejillas? Pero el misterio podría ir aún más allá. ¿Podrian ser ellos los que corren peligro? ¿Es ella realmente una amenaza para los lobos? Una dicotomía antigua como el tiempo: lo femenino/masculino, el fuerte vs el débil, el yin y el yan de la filosofía oriental. Lo somos todo... al mismo tiempo.

El dibujo tiene una fuerza descomunal, yo me limité a ponerle color con Photoshop como buenamente pude. ¡Un hurra por Alicia!




6 comentarios:

  1. Fantástico Raul. Buena dicotomía. Me encanta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada, y nunca mejor dicho.....las apariencias a veces engañan.....

    ResponderEliminar
  3. Ufff papá, qué manera de meterte en mi mente x) es justo lo que significaba el dibujo para mí, muchas gracias por subirlo y describirlo tan ampliamente; aún me queda explorar todo tu blog, que acabo de entrar, pero tiene muy buena pinta jajaj sólo con la introducción ya me ha encantado :) Ánimo, voy a ver qué más hay por aquí, un besazo ^^

    ResponderEliminar
  4. (Soy Alicia, aún me tengo que aclarar con esto de los perfiles y los blogs...) x)

    ResponderEliminar
  5. jajaja hola guapetona. Aún no hay mucho que explorar, esto acaba de empezar. Bienvenida al blog. Bsss

    ResponderEliminar