Bien ve ni dooooooooooossssssssssssss

Bienvenidos a mi blog a todos aquellos que anhelaron con impaciencia leerme alguna vez, seguir leyéndome si ya lo hicieron antes, ver alguna de las fotos que hago o deshago, alguno de mis dibujos o piruetas mentales (yo les llamaría "derrames"), mis pinturas al óleo, acuarelas, pasteles (uhmmm rico rico) cabroncillos, digo, carboncillos, experimentos digitales, caricaturas retratos o monstruosidades (que las habrá, no digo que no) que salgan de mi perola a través de mis manos, con la ayuda de mis ojos y a pesar de mi capacidad de raciocinio. Y, como dice una de mis numerosas sobrinas, todo esto será... pooooooooco a pooooooooooco jajuja. Por cierto, todas las imágenes y los textos de mi blog son de mi única y absoluta autoría (cuando no lo sea aviso)... y para disfrute de quien sepa apreciarlo :-D

lunes, 2 de mayo de 2011

MARGINADO

Se dijo: "¡Es la hora de arrancar la hiedra que ata mis piernas! ¡La hora de dejar de esconderse tras los juguetes que acompañaron mi infancia!" Y desde lo alto del montículo miró las luces titilantes del pueblo donde vino a este mundo.
Parido sobre un montón de paja, la sangre rebozada de excrementos le cubría la mayor parte del cuerpo, pero esa circunstancia no ocultó su aspecto. Fue criado por una bruja encovada que le alimentó como a un animal, arrojándole la comida a un rincón apartado de la lumbre. Supo vivir al margen del mundo, rodeado de amigos no humanos, que le ofrecieron lealtad y compañía.
Pero ahora, ha tomado una decisión. Entrará andando al pueblo, se plantará en la Plaza Central, se golpeará el pecho hasta arrancarse la piel y aullará, aullará, aullará. Mostrará sus dientes a la luna chascando las mandíbulas para que el golpe de sus muelas auyenten los malos espíritus. Después, está seguro de que todos comprenderán que nunca debió estar lejos de ellos, que son su gente. Le abrazarán como a un hijo pródigo, y por fín llorará por algo que no será dolor. ¡Escuchad el canto de los lobos y el ladrido de los chacales! ¡Ha llegado la hora del REENCUENTRO!

-Sí, yo soy la rata, la culpable de que este imbécil quiera volver al pueblo. A mí me engañó un estafador que resoplaba sin ningún ritmo una flauta oxidada. Me sacó de mi acogedora casa junto a mi familia y a otras miles de incautas. Él será mi venganza ñicñicñicñic.
-Y yo soy el osito. ¡Cómo le agradezco ésto a la rata! Estoy hasta los pespuntes de que este guarro se limpie los mocos en mi estómago... ¡y lo que no son los mocos! puaggggg
-Y yo soy el montículo. ¡Al fin dejará este... animal de restregarse el culo en mi cara... ugggggg... ¿o no?

1 comentario:

  1. Me encanta esta diversidad animal, y la diferente perspectiva que tienen de su realidad cada uno de ellos, llena de dulzura esta entrada. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar