Bien ve ni dooooooooooossssssssssssss

Bienvenidos a mi blog a todos aquellos que anhelaron con impaciencia leerme alguna vez, seguir leyéndome si ya lo hicieron antes, ver alguna de las fotos que hago o deshago, alguno de mis dibujos o piruetas mentales (yo les llamaría "derrames"), mis pinturas al óleo, acuarelas, pasteles (uhmmm rico rico) cabroncillos, digo, carboncillos, experimentos digitales, caricaturas retratos o monstruosidades (que las habrá, no digo que no) que salgan de mi perola a través de mis manos, con la ayuda de mis ojos y a pesar de mi capacidad de raciocinio. Y, como dice una de mis numerosas sobrinas, todo esto será... pooooooooco a pooooooooooco jajuja. Por cierto, todas las imágenes y los textos de mi blog son de mi única y absoluta autoría (cuando no lo sea aviso)... y para disfrute de quien sepa apreciarlo :-D

lunes, 24 de octubre de 2016

Búscame en las estrellas

Su mujer le dijo la verdad señalando al cielo. Ningún moribundo miente: "Búscame allí, te esperaré en las estrellas"

Una mañana, Miguel emprendió la búsqueda. Anduvo durante días, y las noches se tumbaba mirando el firmamento. Pero por más que buscaba no hallaba rastro de Teresa.

Una noche decidió seguir caminando, pegado al arcén de la carretera, con su hatillo colgando del hombro y sus ochenta años pesándole en las piernas y en el corazón.

El camión con todas sus luces encendidas salió forzado de la curva. En un instante, salió el sol para Miguel y le arrolló.

Se vio a sí mismo tumbado en el asfalto, con la cena aplastada, su mano abierta y aún temblando. Se sintió flotando sobre el conductor que pedía la ayuda de su dios y lloraba de frustración junto al cuerpo inerte y roto de un anciano loco.

Miguel se sintió ligero y seguro. Una voz familiar le susurraba al oído y le hacía reír por primera vez en mucho tiempo. Miró hacia abajo y supo que había llegado. Su mujer le aguardaba, sentada en el borde del Universo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario