Bien ve ni dooooooooooossssssssssssss

Bienvenidos a mi blog a todos aquellos que anhelaron con impaciencia leerme alguna vez, seguir leyéndome si ya lo hicieron antes, ver alguna de las fotos que hago o deshago, alguno de mis dibujos o piruetas mentales (yo les llamaría "derrames"), mis pinturas al óleo, acuarelas, pasteles (uhmmm rico rico) cabroncillos, digo, carboncillos, experimentos digitales, caricaturas retratos o monstruosidades (que las habrá, no digo que no) que salgan de mi perola a través de mis manos, con la ayuda de mis ojos y a pesar de mi capacidad de raciocinio. Y, como dice una de mis numerosas sobrinas, todo esto será... pooooooooco a pooooooooooco jajuja. Por cierto, todas las imágenes y los textos de mi blog son de mi única y absoluta autoría (cuando no lo sea aviso)... y para disfrute de quien sepa apreciarlo :-D

domingo, 6 de noviembre de 2016

Engrudo humano

Shinsa recordaba haber oído de un tiempo, en que las personas se movían como enjambres, en masas informes, hacia las fábricas. 

Iban y venían como manchas de petróleo resbalando hacia agujeros negros que respiraban por chimeneas.

Oyó decir que con el paso del tiempo, la gente se deshizo del engrudo que cubría sus cuerpos y sus mentes. Abrieron los ojos a una nueva realidad, en la que descubrieron que había otra forma de vivir.

Fuera como fuese, Shinsa no se imaginaba nada que no se pareciera a ver la silueta de otras personas arrastrándose en la oscuridad, sin rumbo, que no fuera arrastrar los pies desnudos sobre la grasa y el barro, sin nada en el estómago que vomitar, ni en la imaginación para soñar...


No hay comentarios:

Publicar un comentario