Bien ve ni dooooooooooossssssssssssss

Bienvenidos a mi blog a todos aquellos que anhelaron con impaciencia leerme alguna vez, seguir leyéndome si ya lo hicieron antes, ver alguna de las fotos que hago o deshago, alguno de mis dibujos o piruetas mentales (yo les llamaría "derrames"), mis pinturas al óleo, acuarelas, pasteles (uhmmm rico rico) cabroncillos, digo, carboncillos, experimentos digitales, caricaturas retratos o monstruosidades (que las habrá, no digo que no) que salgan de mi perola a través de mis manos, con la ayuda de mis ojos y a pesar de mi capacidad de raciocinio. Y, como dice una de mis numerosas sobrinas, todo esto será... pooooooooco a pooooooooooco jajuja. Por cierto, todas las imágenes y los textos de mi blog son de mi única y absoluta autoría (cuando no lo sea aviso)... y para disfrute de quien sepa apreciarlo :-D

viernes, 25 de noviembre de 2016

La esfera

Sharha acudió a la llamada de su mascota Orbth. Enseguida vió porqué se mostraba inquieta. Una esfera luminosa flotaba a unos centímetros sobre la piedra del camino hacia la Puerta del Adiós. Nadie que la atravesaba volvía. Pero ahora, la esfera había entrado y palpitaba como si esperara algo o a alguien. Sharsha la cogió con cierta curiosidad entre sus manos. Miró el interior translúcido y arqueó las cejas. Una cuenta atrás cambiaba de color y pasó del 58 rojo al 57 azul y al 56 amarillo...

Miró a Orbth que le devolvió la mirada con el ceño fruncido y un gesto de negación.

Sharha decidió esperar y cuando faltaban 12 segundos se cansó y dejó la esfera en el suelo. Dio media vuelta y empezó a andar de regreso a sus tareas. Pero se detuvo. 9, 8, 7... Miró a Orbth. Orbth le miró a ella. 4, 3, 2... Ambos miraron la esfera. 1, ¡cero! Quedaron hipnotizados con la mirada fija en el centro luminoso de la esfera. Pero no pasó nada. Sharha y su mascota se retiraron decepcionados. 

No era la primera ni sería la última vez, que la expectativa de que algo sorprendente va a suceder, les defraudaba hasta la agonía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario